Inicio

I-Flush sistema de lavado automático

El I–Flush de Impex, es una solución sanitaria para el lavado o limpieza automática de los sistemas de bebederos tipo niples para aves. Este sistema de limpieza está compuesto de las siguientes partes:

1: I-Control computarizado de lavado:
Este control computarizado es la base sanitaria del funcionamiento del sistema I–Flow. Este control computarizado procesa la información recibida de los diferentes sensores colocados en la línea de abastecimiento de agua, y puede ajustarse a los diversos requerimientos según sea la preferencia de cada cliente. Parámetros ajustables:

• Duración del programa de lavado (flushing): este puede ser programado según preferencias específicas.
• No hay desperdicio de agua: Las líneas de agua de los bebederos automáticos pueden ser abastecidas con la cantidad exacta de agua necesaria. Esta opción está disponible para un volumen máximo de agua en una línea de bebederos.
• Previene desperdicio de medicamento, el programa interrumpe el lavado (flushing) cuando se utiliza medicamentos o suplementos vía línea de agua.
• Uno puede elegir un lavado o flushing simple, total o automática. El I-Control requiere una conexión eléctrica de 110 V o 240 voltios de corriente y se utiliza en grupos de hasta 10. Y si hay suficiente abastecimiento de agua hasta 3 líneas de bebederos por grupo.

2: Regulador de presión I-Flow:
El sistema I-Flow tiene un regulador de presión manual de lavado (flushing). Para que la retroalimentación (flush) sea automática debe conectarse un solenoide encima del regulador de presión. Una avez que el solenoide está montado sobre la válvula del regulador de presión I-Flow, no habría ninguna interferencia con otras partes del sistema y el funcionamiento óptimo del sistema de lavado estaría garantizado.

3: Conjunto de salida de aire terminal I-Flow:
El conjunto de salida de aire terminal I-Flow está instalado al final de cada línea de los bebederos. El conjunto está compuesto de tres salidas: una para el tubo de salida de aire, otra para conectar una tubería de drenaje para el lavado y finalmente otra válvula manual para cuando se vacíe la línea de lavado. Para abrir y cerrar el conjunto de salida de aire terminal se utiliza la válvula de bola integrada. El tubo de salida de aire se cierra automáticamente durante el lavado. Utilizando diversas tipos de abrazaderas y conectores, el I-Flow puede utilizarse para varios otros sistemas de bebederos que no necesariamente sean Impex.

4: Válvula de escape o dren:
Con una manguera recta o espiral, puede realizarse una conexión entre el I-Flow con salida de aire terminal y el tubo de drenaje principal. Este tubo de drenaje debe ser al menos 50 mm de diámetro.

Opciones de sensores
Para tener un óptimo uso de la solución sanitaria para el lavado, el sistema puede ser implementado con las siguientes equipos:

Sensor de Biofilm:
Es un sensor que detecta el biofilm y agua sucia. Para su uso eficaz, un sensor por cada Galpón es instalado en las líneas de agua potable. El sensor detecta la turbidez del agua por medio del paso de luz. La unidad de control indica la contaminación del agua, mostrando diferentes niveles de contaminación correspondientes con un color de luz que se enciende en la pantalla LCD.

El máximo de contaminación permisible está determinada en el sensor de Biofilm. Cuando se supera la etapa máxima preestablecida, las líneas se purgan automáticamente. Para evitar el lavado excesivo, el número máximo de rondas de lavado se puede programar en el equipo de I-Control. Si la turbidez del agua no se disuelve durante el lavado y el número máximo de rondas de lavado ha sido alcanzado, el ordenador emite una alarma que indica que la acción adicional es necesaria.

Sensor de Temperatura:
El sensor de Temperatura mide la temperatura del agua en la línea de consumo. El sensor se coloca aproximadamente 2/3 del inicio de una de las líneas de bebederos. También es posible colocar un segundo sensor en la línea de suministro de agua. El sensor mide la temperatura y envía esta información a la computadora de I-Control. Cuando se alcanza la temperatura máxima programada o la diferencia de temperatura entre la línea de suministro de agua y la línea de consumo es demasiado alta, las líneas de bebederos se purgan automáticamente.

De la misma manera que como se ejecuta con el sensor de la biopelícula, el número máximo de rondas de lavado basado en la temperatura pueden establecerse en el equipo de I-Control. Cuando el sensor sigue midiendo una temperatura más alta de lo permitido y el número máximo de rondas de lavado se ha alcanzado, el ordenador emitirá una alarma que indica que la acción adicional es necesaria.